LA LECTIO DIVINA

“…Levantémonos, pues, de una vez, ya que la Escritura nos exhorta y nos dice: Ya es hora de levantarnos del sueño. Abramos los ojos a la luz divina, y oigamos con oído atento lo que diariamente nos amonesta la voz de Dios que clama diciendo: Si oyeren hoy su voz, no endurezcan sus corazones…” De la Regla de San Benito, prólogo 8-9.

 

La Lectio Divina es una lectura atenta, meditada, orada, rumiada y contemplada de la Palabra de Dios, y es un elemento fundamental de la espiritualidad monástica. Los monjes dedican a ella las primeras horas del día, después de Vigilias, y por la tarde, antes de Vísperas.

No se admiten más comentarios